cabecera

cab-peq

Melendi se quita las gafas y yo me quito el sombrero

Quiero comenzar esta entrada dando un aviso. Quizás se me escape algún spoiler por el camino, lo siento, pero es tal la emoción que siento tras haber podido escuchar el nuevo trabajo de Melendi, tras tenerlo entre mis manos y leer las letras mientras escuchaba las canciones, que no puedo dejar pasar la ocasión de compartirlo con vosotros.

Hoy ha salido al mercado el nuevo disco de Melendi "Quítate las gafas", un llamamiento a dejar atrás el ego, los prejuicios, los malos hábitos y los pensamientos que nos arrastran a lo más profundo de nuestro ser. Un disco en el que el cantante nos ha vuelto a demostrar su capacidad para hacer de una canción poesía, su capacidad de contar en tres minutos una historia que puede dejarte llorando o retorcido de la risa, su capacidad para sacar nuestro lado más empático. He de reconocer que, tras su último trabajo (penúltimo realmente) "Un alumno más", pensaba que no podría superarse, que ya había rozado la perfección, pero estaba muy equivocada.

Melendi ha creado su octava maravilla, es increíble su capacidad para ir mejorando y evolucionando disco tras disco. con "Quítate las gafas" he experimentado el mayor vaivén de sentimientos que he tenido en mi vida en 47 minutos. En este disco podemos encontrar baladas y canciones movidas donde experimenta con ritmos latinos, es una mezcla entre la dulzura del amor y un golpe de cruda realidad con respecto a la sociedad en la que vivimos, o, más bien, la sociedad que somos. Puedes reflexionar con "Hijos del mal", "Mi mayor fortuna", y "Quítate las gafas", pero también puedes enamorarte con "destino o casualidad", "Desde que estamos juntos" y "Existen los ángeles" o, porqué no, hacer ambas cosas a la vez con "Flores de agua y plomo". Ríete con "Soy tu superhéroe" o siéntete identificado con ese desamor mientras escuchas "La casa no es igual"

Pero la que sin duda es mi canción favorita es "Un amor tan grande". Es una de esas canciones como yo digo Made in Melendi. Una canción de esas que merece simplemente sentarse y escuchar la letra mientras que se te erizan todos los pelos de tu cuerpo. Una canción con una historia tan bonita como cruel detrás, de esas que te hacen llorar de verdad.

De lo que no puede haber duda es que, si Melendi se mete a un estudio de grabación, no es simplemente para "hacerlo bien", es para clavarlo. Si aún no lo habéis escuchado y por si aún os quedaba alguna duda, ¡es 100% recomendable!¡Bravo Melendi!
viernes, 11 de noviembre de 2016
publicado por: Carla Vega

Magazine. Abril

Magazine    Abril

PDF to magazine

social

marquee

flip

esy

Entradas Populares

r

ata

Redes Sociales