loading

cabecera

cab-peq

La canción triste de Amy Winehouse

A los cuatro años de su muerte su leyenda sigue viva.

 Un documental sobre la cantante desata el debate entorno a la culpa de su destrucción.


Amy, según la revista Forbes,murió sin testar. Su patrimonio pasó a sus padres divorciados y ellos montaron la fundación. No quedó mucho, dijeron, después de arreglar el desaguisado económico en que se encontraba. Pero solo el año después de su muerte se despacharon 1,7 millones de discos.  
Publicado por: LoMasMusical el 17 de junio de 2015;

Más de:

Magazine


Magazine      Octubre

Print API

social

esy

marque

flip

Entradas Populares

slider

r

ata

Redes Sociales